La cueva de Adulam

“Yéndose luego David de allí, huyó a la cueva de Adulam; y cuando sus hermanos y toda la casa de su padre lo supieron, vinieron allí a él. Y se juntaron con él todos los afligidos, y todo el que estaba endeudado, y todos los que se hallaban en amargura de espíritu, y fue hecho jefe de ellos; y tuvo consigo como cuatrocientos hombres” (1 Samuel 22:1,2).

La palabra Adulam significa "lugar de refugio", y en efecto, Dios libró a David y a un numeroso grupo de fugitivos que pudieron encontrar la tranquilidad que sólo Dios nos puede traer ante nuestras aflicciones.

Por cierto, no en vano David le rogaba a Dios que no diese sus pies al resbaladero...








En la cueva de Adulam Dios te preserva de tus enemigos. En la cueva de Adulam están los perseguidos, los oprimidos, los derrotados. Pero recuerda que la cueva no es para vivir por siempre, la cueva es temporaria, Dios la pone para preservarte, para librarte de tus enemigos, para progerte y recuerda que Dios te sacará de la cueva y que de la cueva se sale para recibir el Reino, para recibir la victoria. Los perseguidos se transforman en los valientes de David, en guerreros victoriosos cuando Dios los saca de la cueva.


Así que yo deseo en este 2008, que todos los que sienten que estuvieron hasta hoy en una cueva, todos aquellos que sienten que todavía no explotaron al máximo su potencial, todos aquellos que no se sienten reconocidos ni amados, todos aquellos que se sienten frustrados, aquellos que no lograron cumplir sus objetivos, aquellos que sienten perseguidos o despreciados, a todos esos les digo: que es tiempo de salir de la cueva, que es tiempo de transformarse en los valientes de David, que Dios los llama a ser de aquellos que conquistarán lo máximo de sus sueños !


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Copyright © 2010 • OriGénesis • Design by Dzignine